Turismo Concello de O Vicedo

Qué hacer

Fuciño do Porco

Fuciño do Porco:

la visita de moda en Galicia

En las Rías Altas gallegas, en la zona occidental de la Mariña Lucense se halla uno de los puntos de visita obligada para quien visite el norte de Galicia.

Lo que hasta hace pocos años era un paraje desconocido e inexplorado, fue ganando fama gracias a sus peculiaridades orográficas y la belleza de su paisaje hasta el punto de convertirse en uno de los emplazamientos más visitados y conocidos de la costa gallega, en una visita obligada.

Fuciño do Porco, O Vicedo

Se trata de un cabo escarpado que se recorre a través de un sinuoso camino sobre acantilados salvajes. Si ya el propio paseo llama la atención por lo zigzagueante que es su recorrido, aún llama más la atención sus vistas del Mar Cantábrico y del Océano Atlántico que se extienden hacia la inmensidad ante los ojos de quien lo visita. Todo esto suma un conjunto incomparable de belleza y naturaleza, de mar y montaña y de ocio y deporte que merece la pena ser visitado alguna vez en la vida.

Su nombre real es Punta Socastro, pero es conocido popularme como Fuciño do Porco

por el parecido que tiene con el “hocico del cerdo” visto desde el mar.

Reservas para Fuciño do Porco

Debido al aumento constante de visitantes y a raíz de la pandemia del Covid-19 el Concello de O Vicedo decidió aplicar un sistema de reservas para los períodos de más afluencia. Con el fin de conservar el entorno frente a una masificación dañina con el medio ambiente y de mejorar la experiencia de los visitantes, evitando que se formen aglomeraciones que entorpezcan o impidan el normal tránsito, se ha hecho obligatorio la obtención de reserva gratuita para el acceso a la zona del cabo. De este modo, durante la época estival solo se permite el acceso a 1190 personas diarias en turnos de 70 personas.

Las fechas en que es obligatorio el acceso con reserva son entre el 1 de julio y el 31 de agosto. Para poder realizarlas se deben seguir una serie de pasos muy sencillos:

1

Acceder a la página de reservas de o Fuciño do Porco

2

Indicar día y hora de la reserva

3

Marcar el número de personas que conforman el grupo

4

Cubrir con una serie de datos personales

5

Confirmar la reserva

6

Al completar todos los pasos se enviará un mensaje de confirmación al correo electrónico adjuntado. Este mensaje debe ser presentado ante los trabajadores del punto de control a través del móvil o impreso

Datos de interés

Nombre:
Punta Socastro es el nombre oficial, pero es comunmente conocida como “o Fuciño do Porco” (que en castellano sería “el Hocico del Puerco”).

Precio:
Gratis.

Horario:
Es una senda natural, por lo que permanece abierta las 24 horas del día, los 365 días del año.

Longitud:
Ida y vuelta son 2.800 m en total.

Duración:
90 minutos.

Ubicación:
Suegos, O Vicedo, Lugo.

Automóvil:
Está prohibido el paso más allá del párking en automóvil, salvo razón justificada previo permiso del Concello.

Bicicleta:
Permitida.

Perros:
Permitidos.

Oficina de turismo:
La más cercana es la de O Vicedo, Travesía da Mariña 57.

Horario de reservas

En verano el horario de reservas es de 9:00 a 21:00. Antes de las 9:00 de la mañana y después de las 21:00 de la noche no hay control de acceso, por lo que la entrada sería libre. Es la solución para aquella gente que no haya conseguido realizar la reserva.

Cómo llegar

O Fuciño do Porco se encuentra en la costa en plena naturaleza, alejado del núcleo urbano de O Vicedo. Se encuentra en la pequeña parroquia de Suegos, perteneciente a O Vicedo, cerca de la playa de Abrela.

La forma más fácil de llegar en coche es a través de la carretera general LU-862 dirección O Vicedo – Viveiro hasta llegar al lugar de Folgueiro. Allí tomar el desvío a la izquierda dirección Punta Socastro – Fuciño do Porco – Playa de Abrela (aparece señalizado). Continuar por la misma carretera sin tomar ningún desvío, al pasar al lado de la Iglesia de Santa María quedarán 500 m hasta el aparcamiento de Fuciño do Porco. Si se quiere llegar desde Viveiro el trayecto es el mismo, pero tomando el desvío a la derecha al llegar a Folgueiro.

Para llegar en transporte público se debe tomar el tren FEVE hasta la parada de Folgueiro. El FEVE pasa 4 veces en cada dirección a lo largo del día, por lo que se puede ir por la mañana y regresar a la noche (consultar horarios de tren) Desde allí hay que ir andando, pero se debe tener en cuenta que hay una distancia de 3 km hasta el inicio de la ruta.

Aparcamiento

Hay un párking a unos 500 m del inicio de la ruta con espacio para140 coches. Está prohibido el acceso hasta el aparcamiento para los autobuses y las autocaravanas. También se puede aparcar en la playa de Abrela, donde hay una buena cantidad de plazas de aparcamiento.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo abre? Todos los días durante las 24 horas del día, pero en temporada alta es necesario tener reserva para acceder de 9:00 a 21:00.

¿Cuánto vale? Nada, la entrada es gratis.

¿Cuánto se tarda en hacer la ruta? Aproximadamente hora y media. Desde el aparcamiento hasta el Fuciño do Porco en sí hay unos 20 minutos andando y el tiempo para estar en el Fuciño en temporada de reservas es de máximo 45 minutos. El resto del año se puede estar todo el tiempo que se desee.

¿A quién debo enseñar la reserva? A los empleados de vigilancia que están en el punto de conrtol.

¿Dónde está el punto de control? Está a 800 m desde el aparcamiento, justo en donde empieza la Punta Fuciño do Porco. Hasta aquí se puede llegar incluso sin reserva.

¿Dónde se puede aparcar? Hay un párking a unos 500 m del inicio de la ruta, también en la playa de Abrela hay otro más amplio. Los que vayan en bicicleta pueden llevarla hasta el punto de control, en donde hay un aparcamiento para bicis.

¿Es accesible para personas con movilidad reducida? Lamentablemente no, debido a su orografía y construcción se tratan de un camino estrecho entre acantilados en el que hay varios tramos con escaleras.

¿Se puede ir con mascota? Sí, pero debe hacerse responsable de ella.

¿Se puede llevar carrito de bebé? Hasta el punto de control sí, aunque es por un camino de tierra. A partir del punto de control hay escaleras y pasarelas estrechas por lo que no se puede llevar el carrito.

¿Cómo se consiguen las entradas? A través de la página web puntafucinodoporco.gal.

¿Tengo problemas al hacer la reserva, ¿cómo puedo contactar para recibir ayuda? A través de los correos electrónicos turismovicedo@gmail.com y reservas@puntafucinodoporco.gal o a través del teléfono 982 590 195 (de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:00).

Recomendaciones
  • Vestir con ropa y calzado apropiado para la ocasión. Aunque el camino completo son menos de 4km se debe tener en cuenta que la mayor parte del mismo discurre por tierra y que se deben subir y bajar muchos escalones.
  • Comportarse con prudencia y sentido común. No hay que olvidarse que el camino, aunque es seguro, va por encima de unos acantilados de gran altura.
  • Llevar reserva si se va en temporada alta. Carecer de la misma impide que se pueda acceder aunque se haya hecho todo el camino hasta el punto de control.
  • Ser puntual si se va en temporada alta. Las reservas son para horas concretas, por lo que pierden su validez para acceder en turnos diferentes.
  • Llevar agua para mantenerse hidratado.
  • En verano, evitar las horas de más sol y elegir, preferentemente, las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde. Si se va en horas de mucho sol, mantenerse hidratado y cubrir la cabeza.
  • Respetar el medio ambiente evitando en todo momento tirar basura en el entorno. Cada uno debe portar su propia basura hasta el final del recorrido.
  • Comportarse con respeto hacia los demás visitantes y hacia los trabajadores del lugar.
Mejor época para visitar Fuciño do Porco

En verano la zona de Fuciño do Porco está muy transitada por lo que, pudiendo elegir, es más recomendable visitar el lugar fuera de temporada estival. Primavera, otoño e incluso invierno son estaciones con muchas menos aglomeraciones a pesar de que la entrada sea libre, por lo que la visita será más gratificante. Del mismo modo, son preferibles los días entre semana que los fines de semana y los días normales que los días festivos. Si no hay más opciones que ir un día de gran afluencia, es preferible hacerlo cuanto más temprano mejor o bien a las horas del mediodía cuando la gente aún está comiendo (14:15, 15:00, 15:45).

Sendero Azul

Desde la playa de Abrela hasta Fuciño do Porco hay un camino homologado como “Sendero Azul” al partir de una playa con bandera azul. Al realizar este sendero la ruta se hace más completa, ya no solo al aumentar 2 km la longitud de la ruta, sino por incluir dos curiosos desvíos en el camino.

El primero de los desvíos ya es en el propio camino natural que conduce al Fuciño do Porco. Allí surge una bifurcación que si se toma hacia la derecha se llega hasta la playa de Alecrín. Esta pequeña y desconocida playa es de imposible acceso pero ofrece unas vistas diferentes.

El segundo desvío se encuentra en la segunda bifurcación y lleva directo a la cetárea Medas do Castro, una antigua piscina contruída por el hombre para la cría de pescados y mariscos. Desde aquí la ruta continúa y acaba en el propio Fuciño do Porco.

Leyenda de la playa de Alegrín

Cuenta la leyenda que en esta playa vivía una tribu de gente alegre que vivía aislada del mundo sin relacionarse con nadie de fuera. Un día apareció un náufrago pidiendo ayuda, pero en lugar de auxiliarlo lo enviaron a la cercana isla Gabeira. Esa misma noche se levantó una gran tormenta que hizo despertar a los habitantes de Alegrín. Al mirar al mar vieron como una enorme ola se dirigía a ellos desde la isla. La ola sumergió al pueblo acabando con la vida de sus habitantes. Se dice que el náufrago era en realidad un Santo (Santiago o San Andrés) que les castigó por su falta de caridad.

Historia

Que el nombre oficial sea Punta Socastro no es una casualidad, sino que se debe a que justo antes de empezar el cabo, en lo alto, se situaba un castro. Un castro es una antigua construcción de la época prerromana, propia de culturas como la castreña y consistente en un poblado fortificado. Este castro en concreto se sitúa a 60 m de altitud sobre el mar y constaba de tres murallas y dos fosos. Desgraciadamente está sin excavar y no se pueden apreciar los restos a simple vista.

Ya en el siglo XVIII recobró importancia gracias a la industria minera. En esta época la fabrica de Sargadelos necesitaba hierro y Fuciño do Porco era el lugar idóneo para extraerlo. Así se creó la mina “María Antonia” en la que los mineros llegaban por mar en pequeños botes que iban cargando de este mineral. Gracias a la acción humana el cabo fue mudando su forma.

Durante el siglo XX la zona fue utilizada con fines ganaderos, pesqueros y madereros y no fue hasta la construcción de la baliza de señalización en la punta del Fuciño do Porco cuando se acondicionó el acceso y se contruyeron las pasarelas del tramo medio para salvar la caída. Ya en nuestro siglo, en la década del 2010, empezó a coger cierta fama turística lo que obligó al Concello a acondicionar más los caminos construyendo escaleras, barandillas y caminos.

Liberty Bell

A la llegada a Fuciño do Porco los visitantes se encuentran con una pequeña campana sobre un monolito en el que se leen las palabras “Liberty Bell”, su nombre. Esta campana tiene su origen en el 2020, año en el que instaló una idéntica en el Concello lucense de Portomarín como una especie de hermanamiento entre ambos pueblos. Por Portomanrín pasa el Camino Francés, la principal ruta jacobea, por lo que la intención era que todos los peregrinos que pasaban por allí y tañeran la campana adquierían la obligación moral de ir visitar el Fuciño do Porco en un futuro.

De este modo, al siguiente año en el 2021 se instaló la campana gemela en Fuciño do Porco, para que los que la hicieran tocar en Portomarín hicieran la réplica en O Vicedo y así vincular ambos Concellos. El nombre se debe a que la libertad es un valor intrínseco al Camino de Santiago, pues los peregrinos además de un camino espiritual hacían un camino en busca de la libertad.

Oficina de Turismo

Los turistas que visiten O Fuciño do Porco y quieran obtener más información sobre el Concello de O Vicedo y sus inmediaciones pueden visitar la Oficina de Turismo de O Vicedo. Esta se sitúa a 9 km del inicio de la ruta, en medio del casco urbano de O Vicedo, justo en la carretera general. Es fácil de encotrar al tratarse de una caseta de madera situada enfrente de la casa consistorial, concretamente en Travesía da Mariña, nº 57.

En ella se pueda encontrar toda la información que se desee sobre el Concello de O Vicedo, así como información sobre todos los demás pueblos de las comarcas de A Mariña y Ortegal. Su horario es de 11:00 a 14:00 de lunes a sábado y de 18:30 a 20:30 de lunes a viernes en los meses de julio y agosto. En el resto del año este servicio de atención turística se presta en la Casa da Cultura de O Vicedo (R/ Cidade de Mondoñedo, nº 23).

Dónde comer cerca de Fuciño do Porco

Aunque O Vicedo sea un pueblo pequeño contamos con una variada oferta gastronómica para todos los gustos. Justo en la playa de Abrela, situada al lado de Fuciño do Porco se encuentra el Chiringuito de Abrela, especializado en productos del mar de gran calidad y variedad. Allí cerca, junto a la playa de Area Grande se  localizan dos restaurantes, el Restaurante Area Grande y Casa Fanego, ambos con una amplia carta con variedad entre carnes, pescados y mariscos.

Ya en la capital de O Vicedo se haya junto a la playa de Xilloi la Parrillada – Los árboles, un bonito restaurante al aire libre con increíbles vistas de la playa. En el propio muelle del pueblo se encuentra la Bodeguita del Puerto, un restaurante donde encontrar desde pescados de temporada hasta raciones comunes de gran sabor. Finaliza la lista de restaurantes el Mesón O Remo, en las calles del medio de O Vicedo. Allí se pueden degustar raciones caseras suculentas y su especialidad es la carne de vaca cachena, una raza autóctona gallega esquisita.

Otras opciones para comer son el Bar Santo Esteban, donde se ofrece un abundante y casero menú del día o si el comesal es un amante de las hamburguesas no puede olvidar El Varadero, un chiringuito junto a la playa de Fomento que prepara unas muy apetitosas.

Para los desayunos, la hora del café o para tomar unas copas, completan la lista establecimiento la Cafetería da Casa da Cultura, el bar Santo Domingo y el bar Galatea, los cuales cada viernes a la noche ofrecen unas originales tapas.

Dónde dormir cerca de Fuciño do Porco

Sin salir de O Vicedo existen varias opciones para pernoctar, adaptables a los diferentes gustos de los visitantes.
Con precios muy asequibles tenemos el Hostal Don Manuel, la Pensión Galatea y el Hostal O Remo, todos muy bien situados en el medio de O Vicedo, cerca de todos los servicios que uno pueda necesitar como bares, tiendas y supermercados y todos ellos de excelente calidad.

Si lo que se busca son casas rurales hay también tres opciones, Casa Lamelas en Negradas, Casa Almoina en San Román y El Pico de Castrobó en Mosende, todas ellas preciosas casas de piedra acogedoras con espacios naturales acondicionados y todos los servicios deseados.

Fuciño do porco

Visitas cercanas

O Fuciño do Porco es el atractivo más famoso que hay en el Concello de O Vicedo, pero no es lo único que se puede visitar en este pequeño pueblo costero, ni mucho menos lo único que visitar en la comarca de A Mariña.

O Vicedo cuenta con una gran cantidad de playas variadas que hacen de este pueblo uno de los más elegidos para darse un baño y pasar el día tomando el Sol.

Así se pueden encontrar desde pequeñas calas de arena fina y aguas claras y tranquilas como son las de Vidreiro y Caolín, hasta playas más salvajes, rodeadas de dunas o acantilados como Xilloi, Area Grande o Abrela, sin olvidarnos de Arealonga, la más grande de las playas del lugar que cuenta con un bonito pinar por el que dar un paseo.

Para los que prefieran el turismo activo frente al relax pueden completar su visita recorriendo las rutas de senderismo homolagadas que atraviesan O Vicedo, una por la costa (PR-G 156) que pasa por hermosos miradores y otra por el río Sor (PR-G 9) que descubre los secretos de este pequeño y recogido río. Los turistas con pretensiones más culturales no pueden dejar de lado el patrimonio histórico y cultural del municipio que va desde las múltiples iglesias (casi todas de origen medieval) hasta los bonitos puentes de O Barqueiro (año 1901) o Ponte do Porto (medieval), pasando por construcciones curiosas como el Acueducto da Forqueta.

Fuciño do porco

Muy cerca de O Vicedo se encuentra la comarca de Ortegal, ya en la provincia de A Coruña, en la que se puede visitar la Estaca de Bares (punta más al norte de la Península Ibérica), el puerto pesquero de O Barqueiro, los famosos acantilados de Loiba o la villa de Ortigueira.

No obstante, donde más variedad hay es en la comarca de A Mariña Lucense, a la que pertenece O Vicedo. A lo largo de sus 16 municipios uno se puede perder callejeando por las calles de las villas históricas de Viveiro, Ribadeo o Mondoñedo; tomar el sol en las playas de Foz, Barreiros o Xove; quedar enamorado de la playa de las Catedrales; hacer senderismo por Trabada o a Pontenova; conocer la industria marinera de Burela; descubrir el pasado industrial de Sargadelos con su cerámica, de A Pontenova con su minería o de Riotorto con sus herreros; admirar las caudalosas cascadas de Escouridal y Pozo da Onza; o recorrer el pasado indiano de Ourol. A Mariña es una comarca extensa que no deja a nadie indiferente.